Spinal Cord Injury – Looking Back and Looking Forward

In honor of National Spinal Cord Injury Awareness Month, NARIC Director Mark Odum shares his insight on the past and future of spinal cord injury.

More than 40 years ago I broke my neck diving into and hitting my head on the bottom of an in-ground, backyard swimming pool. I was 19 years old. In the 1970s, my spinal cord injury (SCI) was considered a “sports” injury, it was #2 on the cause list behind vehicular injuries. Today, sports-related SCIs are much further down the list mostly due to better sports equipment (e.g. look at the evolution of football helmets) and better prevention education (Feet First, First Time; Heads Up Football Coaching). Vehicular-caused injuries continue to be #1, but vehicle safety improvements and better driver education mean they are not nearly as prevalent as they once were. (Learn more about the leading causes of SCI)

After my injury, I was air-lifted to one of the first university-based trauma centers. Paralyzed from the neck down, I was told that I may not walk again but they were working on a cure and it could be found within 5 years. Keep up hope but prepare for the worst. Fast forward 40 years… I still visit with newly injured patients and care teams are still delivering the same message:  there will be a cure in 5 years.

While we are still searching for a cure, the speed of medical science has been picking up and advancing research and the improvement in our quality of life. NIDILRR has been at the forefront of many efforts as far back as 1973. That’s when it established the National SCI Database that has gone on to continuously direct the collection, management, and analysis of the world’s largest and longest SCI research database. Data comes from the NIDILRR-funded SCI Model System Centers across the US, which study the impact of SCI from point of injury through rehabilitation and return to the community. Currently the database is a major activity of the NIDILRR-funded National Spinal Cord Injury Statistical Center.

Before the 1970s, there wasn’t a lot known about SCI, especially high-level injuries that affected not only movement and muscles, but entire bodily systems. Life expectancy for persons with SCI was significantly reduced, mostly because of urological or respiratory infections. Since then, many improvements in medicine, especially in the management of infections, have increased life expectancy, with many survivors living decades past their injury. The National SCI Database has been a key resource for understanding the impact of SCI, as has the Longevity After Injury Project, a long-term study funded by NIDILRR. The findings from this 45-year longitudinal study are making significant contributions to our understanding of the many changes in the lives of persons with SCI living more than 40 years post injury.

Not only are persons with SCI living longer, but seem to be living better too. NIDILRR has funded some of the more exciting and innovative research aimed at reducing barriers and increasing access for people with SCI.

The Rehabilitation Engineering Research Centers (RERCs) conduct research and development in technology to improve access, function, and participation. These include

NIDILRR-funded research has also explored brain-computer interface technology to operate assistive devices and reanimate paralyzed hands; developing policy for accessibility and universal design at school, work, and in the community; improving prescription of wheelchairs and other mobility technology; and much more. All aimed at ensuring people with disabilities can fully participate in the community of their choosing. Visit the Program Database to learn more about current projects funded by NIDILRR.

In addition to NIDILRR-funded research, exciting research is happening across the country, from the Miami Project to Cure Paralysis to Veterans Administration research in exoskeletons and new mobility devices to research on epidural stimulation from the Reeve Paralysis Center. Visit these sites to learn more about their research, including clinical trials which may be seeking participants. These organizations also offer resources, support services, and much more to people with SCI, their families, and caregivers.

I am very excited to see what’s on the horizon for SCI research. As I meet with newly injured men and women, I still encourage them to look forward, not just to a cure, but to a long and active life.

To learn more about SCI, resources in your community, and ongoing research, please visit our Librarian’s Picks for SCI, our Knowledgebase, and these previous blog posts:

Ain’t It Cool – cool technology from the NIDILRR community

This Is All New to Me (Part I and Part II) – resources for families new to disability

Celebrating SCI Awareness Month with Research – a walk through NARIC’s collection of SCI research publications.

Contact our information specialists at 800/346-2742 or naricinfo@heitechservices.com if we can help you in locating additional information resources, research from our collection, and local and national organizations to assist.

 

Posted in Right Resources Right Now | Tagged , , , , | 1 Comment

Lesión de la médula espinal – Mirando hacia atrás y mirando hacia adelante

En honor del Mes Nacional de Concientización de Lesiones de la Médula Espinal, el Director de NARIC, Mark Odum, comparte su visión sobre el pasado y el futura de la lesión de la médula espinal.

Hace más de 40 años, me rompí el cuello eun una piscina y golpí la cabeza en el fondo. Tenía 19 años de edad. En la década de 1970, mi lesión de la médula espinal (LME) se consideró una lesión “deportiva”, fue #2 en la lista de causas detrás de lesiones vehiculares. Hoy en día, las LME relacionadas con los deportes están mucho más abajo en lal ista debido principalmente a mejores equipos deportivos (por ejemplo, mire a la evolución de los cascos de fútbol estadounidense) y una mejor educación sobre la prevención (“Feet First, First Time” y la campaña “Heads Up Football”). Las lesiones causadas por vehículos siguen siendo #1, pero las mejoras en la seguridad de los vehículos y la mejor educación del conductor significan que no son tan frecuentes como antes. (Obtenga más información sobre la causas principales de LME – en inglés).

Después de mi lesión, fui llevado por helicoptero a uno de los primeros centros de trauma universitarios. Paralizado desde el cuello hacia abajo, me dijeron que no pudiera caminar de nuevo, pero estaban trabajan en una cura y que se podría encontrar dentro de 5 años. Mantenga la esperanza, pero prepárese para lo peor. Avance rapidamente por los 40 años … Todavía visito con pacientes recién heridos y los equipos de atención siguen entregando el mismo mensaje: habrá una cura en 5 años.

Mientras que todavía estamos buscando una curación, la velocidad de la ciencia médica ha estado recogiendo y avanzando la investigación y la mejora en nuestra calidad de vida. NIDILRR ha estado a la vanguarda de muchos esfuerzos desde 1973. Fue entonces cuando se estableció la Base de Datos Nacional sobre LME que ha continuado para dirigir continuamente la colección, gestión, y análisis de la base de datos de investigación de LME más mayor y grande del mundo. Los datos provienen de los Centros del Sistema Modelo sobre LME (en inglés) financiados por NIDILRR en los Estados Unidos, que estudian el impacto de LME desde el punto de lesión a través de la rehabilitación y el retorno a la comunidad. Actualmente, la base de datos es una actividad importante del Centro Nacional de las Estadísticas de Lesiones de la Médula Espinal financiado por NIDILRR (en inglés).

Antes de la década 1970, no se sabía mucho sobre LME, especialmente lesiones de alto nivel que afectaron no sólo el movimiento y los músculos, sino también sistemas corporales enteros. La esperanza de vida de las personas con LME se redujo significativamente, principalmente debido a infecciones urológicas o respiratorias. Desde ese tiempo, muchas mejoras en la medicina, especialmente en el manejo de infecciones, han aumentado la esperanza de la vida, con muchos sobrevivientes que viven décadas más allá de su lesión. La Base de Datos Nacional de LME ha sido un recurso clave para comprender el impacto de LME (en inglés), al igual que el Proyecto Longevidad Después de la Lesión (en inglés), un estudio a largo plazo financiado por NIDILRR.  Los resultados de este estudio longitudinal de 45 años están haciendo contribuciones significativas a nuestra comprención de los muchos cambios en las vidas de las personas con LME que viven más de 40 años después de la lesión.

No sólo las personas con LME viven más tiempo, sino que parecen estar viviendo mejor también. NIDILRR ha financiado algunas de la investigaciones más interesantes e innovadoras destinadas a reducir las barreras y aumentar el acceso de las personas con LME.

Los Centros de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación (RERC, por sus siglas en inglés) (en inglés) realizan investigaciones y desarrollo en la tecnología para mejorar el acceso, función, y participación. Incluyen a

La investigación financiada por NIDILRR también ha explorado la tecnología de interfaz cerebro-computadora (en inglés) operar dispositivos de ayuda y reanimar las manos paralizadas; desarrollar políticas de accesibilidad y diseño universal en la escuela, el trabajo y en la comunidad; mejorar la prescripción de sillas de ruedas y otras tecnologías de movilidad (en inglés); y mucho más. Todos ellos tienen como objetivo garantizar que las personas con discapacidad puedan participar plenamente en la comunidad de su elección. Visite la base de datos del programa (en inglés) para obtener más información sobre los proyectos actuales financiados por NIDILRR.

Además de la investigació financiada por NIDILRR, la investigación exitosa está sucediendo en todo el país, desde el Proyecto Miami para Curar Parálisis (en inglés) hasta la investigación de la Administración de Veteranos sobre los exoesqueletos y nuevos dispositivos de movilidad (en inglés) hasta la inestigación sobre la estimulación epidural del Centro Reeve de Parálisis (en inglés). Visite estos sitios para obtener más información sobre sus investigaciones, incluyendo ensayos clínicos que pueden estar buscando participantes. Estas organizaciones también ofrecen recursos, servicios de apoyo, y mucho más para las personas con LME, sus familias, y cuidadores.

Estoy muy emocionando de ver lo que está en el horizonte para la investigación sobre LME. Cuando me encuentro con hombres y mujeres recién heridos, todavia les animo a mirar hacia adelante, no sólo a una cura, sino a una vida larga y activa.

Para obtener más información sobre LME, los recursos en su comunidad, y las investigaciones en curso, por favor visite Selecciones del Bibliotecario sobre LME, nuestra Base de Conocimientos, y estas publicaciones anteriores:

Ain’t It Cool” (en inglés) – tecnología cool de la comunidad de NIDILRR

Esto es todo nuevo para mí (Parte I y Parte II – ambos en inglés) – recursos para la familia nueva a la discapacidad

Celebrando el Mes de Concientización sobre LME con Investigaciones (en inglés) – un paseo a través de la colección de publicaciones sobre la investigación de LME.

Póngase en contacto con nuestros especialistas en información al 800/346-2742 o naricinfo@heitechservices.com si podemos ayudarle a localizar recursos de información adicionales, investigación en nuestra colección, y organizaciones locales y nacionales para ayudar.

Posted in Right Resources Right Now | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

VCU ARRT’s Notice of Postdoctoral Fellowship Position Openings

The NIDILRR-funded Advanced Rehabilitation Research Training Project at Virginia Commonwealth University (VCU ARRT) has Postdoctoral Fellowship position openings for postdoctoral students studying a diversity of neurological conditions and disorders. The objectives of the program are to provide comprehensive training in areas relating to neurological disorders and rehabilitation, provide fellows with relevant experience by involving them in ongoing clinical research programs staffed by accomplished medical school faculty, assist fellows in mastering the skills necessary to develop and write scientific publications and successful grant applications, encourage and support fellows’ productivity, and help fellows to successfully find employment after completing the program. These two-year fellowships are founded on outstanding multidisciplinary mentors, didactic experiences, and collaborative and independent research activities.

Fellows are provided, upon request, with clinical supervision to help them meet licensing requirements. They will receive a stipend that is commensurate with NIH guidelines for postdoctoral fellows and will receive funds for course tuition, conference travel, and health insurance.

To begin your application, please send your CV, statement of interests, and three references to the director of the VCU ARRT, J. Kreutzer, PhD, ABPP, at jeffrey.kreutzer@vcuhealth.org.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , | Leave a comment

Aviso del VCU ARRT sobre la Posición de Becarios Postdoctorales

El Proyecto de Capacitación Avanzada en la Investigación de Rehabilitación financiada por NIDILRR en la en la Universidad Estatal de Virginia (VCU ARRT, por sus siglas en inglés) financiado por NIDILRR cuenta con posiciones vacantes para los estudiantes postdoctorales estudiando una diversidad de condiciones y trastornos neurológicos. Los objetivos del programa son brindar capacitación integral en áreas relacionados con trastornos neurológicos y la rehabilitación, brindar becarios con experiencia relevante involucrándolos en programas de investigación clínica en curso con personal docente de facultad de escuelas de medicina, ayudar a los becarios a dominar las habilidades necesarias para desarrollar y escribir publicaciones científicas y solicitudes de subvenciones exitosas, fomentar y apoyar la productividad de los becarios, y ayudar a los becarios a encontrar empleo con éxito después de completar el programa. Estas becas de dos años se basan en mentores multidisciplinarios excepcionales, experiencias didácticas, y actividades de investigación colaborativas e independientes.

Se proporciona a los becarios, bajo petición, la supervisión clínica para ayudarlos a cumplir con los requisitos de licencia. Recibirán un estipendio que es proporcional a las pautas de NIH para becarios postdoctorales para la matrícula de cursos, viajes a las conferencias, y seguro médico.

Para comenzar su solicitud, por favor envíe su CV, declaración de interés, y tres referencias al director del VCU ARRT, J. Kreutzer, PhD, ABPP, a jeffrey.kreutzer@vcuhealth.org.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , | Leave a comment

Everyone Can Help Their Community Prepare

The Federal Emergency Management Administration is celebrating Preparedness Month all through September and, quite frankly, it couldn’t come soon enough: Two Category 4 hurricanes have made landfall (Harvey, Irma) with catastrophic flooding and more storms have been circling in the Atlantic (Jose and Katia). There are fires in the western US and an earthquake off the coast of Mexico. Amid these events, there are smaller emergencies happening in communities across the country. We hope you and your family have taken the time to plan for your safety. You can also help plan in your community.  The preparedness theme for this week is Plan to Help your Neighbor and Community. Everyone can contribute to emergency preparedness in their area, including people with disabilities. Here are a few ways anyone can help.

Make sure you and your family are prepared. One of the best ways you can help emergency managers in your area is to be ready and safe. Heed calls to evacuate if needed. Make sure you have medications, power needs, and assistive devices addressed before the disaster happens. Know your escape routes and nearby shelters. Make sure your pets and service animals have tags and/or microchips. If you need to shelter in place, gather water, food, and other supplies for three to seven days. Learn more about how to prepare with these Emergency Preparedness resources from the Rehabilitation Research and Training Center on Community Living (RTC/CL) at the University of Kansas.

Be an information source for yourself and first responders. Use the Map Your Neighborhood tool (PDF) from the RTC/CL to alert emergency responders to vulnerable people, potential dangers such as gas lines or tanks, and other hazards and supports in your immediate area.

Be the communication hub for your family, neighbors, or circle of friends and relay updates from reliable information sources such as the FEMA app and website or your state’s emergency management agency. Be a check-in point for family and friends to stay in touch. Create a private Facebook page or use group texts or emails to exchange information. You may want to stock up on rechargeable power packs to keep your cell phone or laptop charged if the power goes out.

Get involved in community preparedness. Consider taking a course like Community Emergency Response Training (CERT) or an independent study course like Community Preparedness: Implementing Simple Activities for Everyone to identify ways you can be a helping hand in a disaster or local emergency. A basic first-aid course can also teach you important skills which could come in handy at any time. Sign up for and attend any preparedness drills your community may hold – you’ll be prepared and all the participants will have a more inclusive preparedness experience.  Here are some Dos and Don’ts for community preparedness for people with disabilities (PDF) from the RTC/CL.

Help get neighbors where they need to be. After a disaster, transportation can be a big challenge for people with disabilities. If you have access to an accessible vehicle, such as a van, and can accommodate passengers with mobility disabilities, contact a local independent living center, dialysis center, or hospital and let them know your availability. Make sure everyone in your household is safe and the authorities have opened the roads to traffic before venturing out. Here are some examples of volunteer transportation programs  (PDF) across the US from the National Association of Area Agencies on Aging.

If you need to help someone with a disability, remember some basic disability etiquette (from A Guide to Interacting with People who have Disabilities [PDF] by the Department of Health and Human Services):

  • For all individuals, respect someone’s physical body and personal space. Ask before touching or holding a part of a body or an assistive device.
  • Interact directly with the person with a disability, rather than their companion or personal attendant. Communicate clearly and comprehensibly. Be prepared to write things down if needed.
  • Treat adults as adults. Don’t assume informality or use patronizing tone or language.
  • Be mindful of service animals but don’t interact with them. They may be “on duty,” providing safety and support to their person and should not be distracted. Don’t assume a service dog handler has a visual impairment: Not all service animals are guide dogs, some provide physical support, retrieve fallen items, alert their person to noise or seizure potentials, and assist with many other tasks.
  • When assisting someone with a visual impairment, never take their arm or cane, or take the lead from their service animal. Ask whether they would like to take your arm to be led to safety. Describe obstacles and, when you reach a safe spot, describe the nearest seating location or hand-hold.
  • When assisting someone who is Deaf or hard-of-hearing, use visual cues (wave or signal) to get their attention. Don’t yell or speak slowly. Face the person so they may read your lips and speak at a normal pace and volume. If there is an interpreter, speak to the person directly, not to the interpreter. If no interpreter is available, have pen and paper or a whiteboard handy if possible.
  • When assisting someone who uses a wheelchair or other mobility device, ask before attempting to push, pull, or turn the device. Don’t speak loudly or slowly to the person unless you know their communication needs.
  • When assisting someone who has an intellectual or developmental disability, be patient, flexible, and supportive. You may need to use shorter sentences and clearer language, even visual aids to ensure they understand.

For more tips on interacting with people with disabilities as a rescuer or first responder, see this mobile TIPS for First Responders page from Texas A&M University.

Posted in Right Resources Right Now | Tagged , | Leave a comment

Todos pueden ayudar a su comunidad a prepararse

La Administración Federal de Manejo de Emergencias está celebrando el Mes de Preparación durante todo el mes de septiembre y, francamente, no podría venir lo suficientemente pronto: Dos huracanes de categoría 4 han llegado (Harvey, Irma) con induciones catastróficas y más tormentas han estado dando vueltas en el Océano Atlántico (José y Katia). Hay fuegos en el oeste de los Estados Unidos y un terremoto frente a la costa de México. En medio de estos eventos, están ocurriendo emergencias más pequeñas en comunidades en todo el país. Esperamos que ustedes y sus familias se hayan tomado el tiempo para planear su seguridad. También pueden planear en su comunidad. El tema de preparación para esta semana es Planear para ayudar a su besino y comunidad. Todos pueden contribuir a la preparación para emergencias en su área, incluyendo las personas con discapacidades. Aquí hay algunas maneras en que qualquier persona puede ayudar.

Asegúrese de que usted y su familia están preparados. Una de las mejores maneras en que puede ayudar a los gerentes de emergencia en su área es estar listos y seguros. Preste atención a las evacuaciones si es necesario. Asegúrese de tener medicamentos, necesidades energía, y abordar a los dispositivos de asistencia antes de que ocurra el desastre. Conozca sus rutas de escape y refugios cercanos. Asegúrese de que sus mascotas y animales de servicio tengan etiquetas y/o microchips. Si necesita refuiarse en su lugar, recoja agua, comida, y otros suministros de trs a siete días. Obtenga más información sobre cómo prepararse con estos recursos de preparación para emergencias del Centro de Investigación de Rehabilitación y Capacitación sobre la Vida Comunitaria (RTC/CL, por sus siglas en inglés) (en inglés) en la Universidad de Kansas.

Sea una fuente de información para sí mismo y los primeros respondedores. Utilice la herramiento Map de Su Barrio (PDF en inglés) del RTC/CL para alertar a los que responden a emergencias a personas vulnerables, peligros potenciales como tuberías de gas o tanques, y otros peligros y apoyos en su área inmediata.

Sea el centro de comunicación para su familia, vecinos, o círculo de amigos y retransmitir actualizaciones de fuentes de información confiables como la aplicacion y el sitio web de FEMA (en inglés) o la agencia de manejo de emergencias de su estado. Sea un punto de registro para que la familia y amigos se mantengan en contacto. Crea una página privada de Facebook o use textos de grupo o correos electrónicos para intercambiar la información. Es posible que desee abastecerse de baterías recargables para mantener su teléfono celular o portátil cargado si la energía se apaga.

Participe en la preparación de la comunidad. Considere la posibilidad de tomar un curso como Capacitación en la Respuesta Comunitaria a la Emergencia (CERT, por sus siglas en inglés) (en inglés) o un curso de estudio independiente como Preparación comunitaria: Implementar actividades simples para todos (en inglés) para identificar las maneras en que usted puede ayudar en un desastre o emergencia local. Un curso básico de primeros auxilios también puede enseñarle importantes habilidades que podrían ser útiles en cualquier momento. Regístrese y asista a cualquier entrenamiento de preparación que su comunidad puede realizar – usted estará preparado y todos los participantes tendrán una experiencia de preparación más inclusiva. A continuación se indican algunos aspectos que deben y no deben hacerse para la preparación de la comunidad para personas con discapacidades (PDF en inglés) del RCT/CL.

Ayude a los vecinos a llegar a donde necesitan ir. Después de un desastre, la transportación puede ser un gran desafío para las personas con discapacidades. Si tene acceso a un vehículo accesible, como una camioneta, y puede adaptar a los pasajareos con discapacidades de movildiad, comuníquese con un centro de vida independiente local, centro de diálisis, o hospital y hágales saber su disponibilidad. Asegúrese que todos en su hogar estén seguros y las autoridades hayan abierto las carreteras al tráficoantes de aventurarse. Estos son algunos ejemplos de programas de transportación voluntaria (PDF en inglés) en los Estados Unidos de la Asociación Nacional de las Agencias del Área sobre el Envejecimiento.

Si necesita ayudar a alguien con una discapacidad, recuerde algunas etiquetas básicas de discapacidad (de una Guía para interactuar con personas con discapacidades [PDF en inglés] del Departamento de Salud y Servicios Humanos).

  • Para todas las personas, respete el cuerpo físico y espacio personal de alguien. Pregunte antes de tocar o sostener una parte del cuerpo o un dispositivo de ayuda.
  • Interactue directamente con la persona con discapacidad, en lugar de su acompañante o asistente personal. Debe comunicarse claramente y comprensiblemente. Esté preparado para escribir las cosas si es necesario.
  • Trate a los adultos como adultos. No asuma la informalidad no utilice el tono o el lenguaje condescendiente.
  • Tenga en cuenta los animales de servicio, pero no interactue con ellos. Pueden estar “de servicio”, proporcionando seguridad y apoyo a su prsona y no deben distraerse. No asuma que un manajedor de perro de servicio tiene una discapacidad visual: No todos los animales de servicio son perros guía, algunos proporcionan apoyo físico, recuperan objetos caídos, alertan a su persona al ruido o potenciales de incautación, y ayudan con muchas otras tareas.
  • Al ayudar a alguien con una discapacidad visual, nunca tome su brazo o bastón, ni tome el plomo de su animal de servicio. Pregunta si le gustaría tomar su brazo para ser llevado a la seguridad. Describa los obstáculos y, cuando llegue a un lugar seguro, describe la ubicación del asiento o asidero más cercano.
  • Al ayudar a alguien que es sirda o con dificultades auditivas, use señales visuales (salude o señale con la mano) para llamar su atención. No grite ni hable despacio. Hage frente a la persona para que puedan leer sus labios y hable a un ritmo y volumen normal. Si hay un intérprete, hable directamente a la persona, no con el intérprete. Si no hay intéprete disponible, tenga lápiz y papel o una pizarra a mano si es posible.
  • Cuando ayude a alguien que use una silla de ruedas u otro dispositivo de movilidad, pregunte antes de intentar a empujar, tirar, o girar el dispositivo. No hable alto o lentamente a la persona a menos que conozca sus necesidades de comunicación.
  • Al ayudar a alquien que tiene una discapacidad intelectual o de desarrollo, sea paciente, flexible, y de apoyo. Es posible que necesite utilizar oraciones más cortas y un lenguaje más claro, incluso ayudas visuales para asegurarse de que entienden.

Para obtener más consejos sobre cómo ineractuar con personas con discapacidades como rescatista o primer respondedor, eche un vistazo a esta página móvil TIPS para los Primeros Respondedores (en inglés) de la Universidad A&M de Texas.

Posted in Right Resources Right Now, Uncategorized | Tagged , , , | Leave a comment

Play dirty: Try accessible gardening!

Continuing our exploration of recreational therapy, we turn to gardening as a potential recreational activity. Gardening is a great activity that can be done indoors and outdoors. Gardening indoors or out can be a part of a healthy and active lifestyle for people with and without disabilities. It is a leisure physical activity that has been shown to be very beneficial in a variety of ways. Gardening and gardening-related activities promote health and wellness; focus on fine/gross motor skills, flexibility, balance, and hand/eye coordination; and improve mobility, muscle coordination, strength, balance, endurance, socialization, and memory skills.

There are many ways to make a garden accessible for everyone. A barrier-free garden can be as simple as an easily accessible window box, some potted plants inside a window sill, hanging baskets, and raised beds. Or, it can be an entire home landscape that has been designed to be accessible and maintained by a person who uses a wheelchair.

According to the National Center on Health, Physical Activity, and Disability (NCHPAD), when creating an accessible garden, paved areas should be firm, level, drain well, require little maintenance, and offer good traction. Areas should be a minimum of 40 inches wide or more so that wheelchair or scooter users can get around and wider spaces can provide areas for them to turn around. The next step is deciding on which types of containers you will use: individual containers or planters help to raise the soil within easy reach and larger sizes are also heavier and stable enough to allow a gardener to safely lean on it for support without it tipping over; raised beds, which have the soil at a minimum of 24” from the ground, are great for gardening from a seated position*; and vertical gardening allows the use of growing space without crowding areas needed for freedom of movement.

There are a great variety of gardening tools, equipment, and techniques that have been specialized for people with disabilities. These assistive technology tools assist gardeners with disabilities to reduce effort, maximize their abilities, and increase their independence, while protecting their muscles and joints from injury and fatigue. Examples include modified handles on gardening implements like spades and forks, and lightweight portable seats and wagons. If you would like to learn more about assistive technology for gardening, take a look through AbleData’s database or contact them by calling 800/227-0216.

Plant selection is also an important part of making a garden accessible. Plants with bright, bold, and contrasting colors are great for people with vision loss or other visual disabilities. Using shorter varieties of plants in large planters or raised beds helps keep them from growing out of reach. Plants that have fuzzy leaves or interesting barks, stems, and flowers can be utilized with the sense of touch during a sensory stimulation activity.

As an added bonus, plant fruits and vegetables and you have a ready source of healthy foods right in your back yard or balcony!

We took a look at the NARIC collection and found a wide variety of articles on gardening from the NIDILRR community and beyond, plus a selection of ready-to-use resources from the NIDILRR community and elsewhere. If you would like to learn more, try searching REHABDATA or contact our information specialists to receive more information.

*For gardeners who wish to work from a seated position and have their knees under the raised planter, the height of the planter at soil level should be at least 34”.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Juegue en la tierra: ¡Intente la jardinería accesible!

Continuando nuestra exploración de la terapia recreativa, nos dirigimos a la jardinería como una actividad recreativa potencial. La jardinería es una gran actividad que se puede hacer en interiores y al aire libre. La jardinería adentro o afuera puede ser una parte de un estilo de vida saludable y activo para personas con y sin discapacidades. Es una actividad física de ocio que ha demostrado ser muy beneficiosa en una variedad de formas. La jardinería y actividades relacionadas con la jardinería promueven la salud y el bienestar; se centran en las habilidades motora finas/gruesas, la flexibilidad, el equilibrio, y la coordinación mano/ojo; y mejoran la movilidad, coordinación de los músculos, la fuerza el equilibrio, la resistencia, la socialización, y las habilidades de memoria.

Hay muchas maneras de hacer un jardín accesible para todos. Un jardín sin barreras puede ser tan simple como una caja de ventana de fácil acceso, algunas plantas en maceta dentro de un alféizar de ventana, cestas colgantes, y camas levantadas. O, puede ser un paisaje casero entero que se ha diseñado para ser accesible y mantenido por una persona que utilice una silla de ruedas.

Según el Centro Nacional sobre la Salud, Actividad Física, y Discapacidad (NCHPAD, por sus siglas en inglés) (en inglés), al crear un jardín accesible, las áreas pavimentadas deben ser firmas, de nivel, drenar bien, requieren poco mantenimiento, y ofrecen buena tracción. Las áreas deben tener un mínimo de 40 pulgadas de ancho o más para que los usuarios de silla de ruedas o scooter puedan moverse y los espacios más amplios pueden proporcionar áreas para que puedan dar la vuelta. El siguiente paso es decidir qué tipos de contenedores que va a usar: contenedores individuales o plantadores ayudan a elevar a la tierra a un alcance fácil y tamaños más grandes también son más pesados y lo suficientemente estable como para permitir que un jardinero se apoye en él sin problemas para apoyarlo sin que se vuelque; las camas levantadas, que tienen la tierra a un mínimo de 24 pulgadas del suelo, son grandes para mantener el jardín de una posición sentada*; y la jardinería vertical permite el uso del espacio creciente sin aglomeración en las zonas necesarias para la libertad de movimiento.

Hay una gran variedad de instrumentos de jardinería, equipos, y técnicas que han sido especializados para las personas con discapacidades. Estos instrumentos de tecnología de asistencia ayudan a los jardineros con discapacidades a reducir el esfuerzo, maximizar sus habilidades y aumentar su independencia, mientras que protegen sus músculos y articulaciones de lesiones y fatiga. Ejemplos incluyen mangos modificados en utensilios de jardinería como espadas y horquillas, y asientos portátiles ligeros y vagones. Si desea obtener información sobre la tecnología de asistencia para la jardinería, eche un vistazo a la base de datos de AbleData (en inglés) o póngase en contacto con ellos llamando 800/227-0216.

La selección de la planta también es una parte importante de hacer un jardín accesible. Las plantas con colores brillantes, audaces, y contrastantes son ideales para personas con pérdida de visión u otras discapacidades visuales. El uso de variedades más cortas de plantas o camas elevadas ayuda a evitar que crezcan fuera del alcance. Las plantas que tienen hojas borrosas o barbas, tallos y flores interesantes pueden utilizarse con el sentido del tacto durante una actividad de estimulación sensorial.

Como una ventaja añadida, plante frutas y verduras y ¡tendrá una fuente lista de alimentos saludables en su patio trasero o balcón!

Echamos un vistazo a la colección de NARIC y encontramos una variedad de artículos sobre la jardinería de la comunidad de NIDILRR y más allá (en inglés), además de una selección de recursos listos para usar de la comunidad de NIDILRR y otros lugares. Si desea obtener más información, intente buscar en REHBADATA o póngase en contacto con nuestros especialistas en información para recibir más información.

*Para los jardineros que deseen trabajar desde una posición sentada y tener sus rodillas bajo la siembra levantada, la altura de la plantadora en el nivel del suelo debe ser por lo menos 34”.

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

In the Stacks – Research on Pain and Disability

In Part 1 of our Pain Awareness Month blog post, we looked at some of the ready-to-use resources from projects in the NIDILRR community that have looked at pain as a disability and as a secondary condition to physical and psychiatric disabilities. Here we take a deeper look at articles, books, and reports from the NARIC collection, published by NIDILRR grantees as well as other sources.

Pain as a secondary condition

Pain management

Pain and specific therapies

A few more

Pain and community participation (general) – all including international research

Pain and community participation (general) – NIDILRR grantee research

The cost of pain (expenditures, payments) – all including international research

Pain and children/youth with disabilities – all including international research

These are just a few examples of how you can use our advanced search page to explore REHABDATA and the wealth of research publications available from the NARIC collection. Contact an information specialist so we can be of any assistance in your search!

Posted in Publications, Uncategorized | Tagged , , , , | 1 Comment

En las pilas – Investigación sobre el dolor y la discapacidad

En la Parte 1 de nuestro blog sobre el Mes de Concientización de Dolor, examinamos algunos de los recursos que están listos para usar de los proyectos en la comuidad de NIDILRR que han considerado el dolor como una discapacidad y como una condición secundaria a las discapacidades físicas y psiquiátricas. Aquí, vamos a echar un vistazo más profundo a los artículos, libros, y enformes de la colección de NARIC, publicados por los concesionarios de NIDILRR, así como otras fuentes.

El dolor como una condición secundaria

El manejo del dolor

El dolor y terapias específicas

Un poco más

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo puede utilizar nuestra página de búsqueda avanzada para explorar REHABDATA y la riqueza de las publicaciones disponibles en la colección de NARIC. ¡Póngase en contacto con uno de nuestros especialistas en información para que podamos ayudarle en su búsqueda!

Posted in Publications, Uncategorized | Tagged , , , , , | Leave a comment