¿Qué es el trastorno de identidad disociativo?

El trastorno de identidad disociativo (TID) (en inglés) es una enfermedad de salud mental muy rara que afecta aproximadamente 1% de la población de los EEUU. El TID puede ser un resultado de abusos o traumas experimentados durante la niñez, o como reacción a desastres naturales u otros eventos traumáticos como el combate. Otros trastornos disociativos incluyen el trastorno de despersonalización o desrealización (en inglés), que provoca una sensación de desapego de las acciones de una persona, y la amnesia disociativa (en inglés), que es la dificultad para recordar información sobre uno mismo.

Una persona con TID puede tener dos o más identidades distintas. La identidad “central” es la personalidad habitual de la persona y las “alteraciones” son las personalidades alternas de la persona. Algunas personas con TID tienen hasta 100 alteraciones. Según la Clínica Cleveland, estas personalidades “controlan su comportamiento en diferentes momentos. Cada identidad tiene su propia historia personal, características, gustos, y disgustos”. Las alteraciones pueden tener diferentes géneros, intereses, y maneras de interactuar con sus entornos. TID puede provocar lagunas en la memoria y alucinaciones. Otros signos y síntomas de TID pueden incluir la ansiedad, depresión, desorientación, uso de drogas o alcohol, pensamientos suicidas, o autolesiones, entre otros.

No existe una sola prueba que pueda diagnosticar el TID. Un proveedor de atención médica revisará los síntomas de la persona y la historia de salud personal y puede realizar pruebas para descartar las causas físicas subyacentes de los síntomas. Los síntomas de TID a menudo aparecen en la infancia – entre las edades de 5 y 10 años. El TID puede confundirse con otras discapacidades conductuales o de aprendizaje comunes en los niños, y, por esta razón, el TID a menudo no se diagnostica hasta la edad adulta.

No hay cura para el TID. La mayoría de las personas con TID manejan el trastorno por el resto de sus vidas con una combinación de tratamientos que ayudan a reducir los síntomas. Por ejemplo, algunos medicamentos pueden ayudar con ciertos síntomas de TID, como la depresión o ansiedad. La psicoterapia ha demostrado ser un tratamiento efectivo. Un proveedor de atención médica con capacitación especializada en trastornos de salud mental puede guiar a una persona con TID hacia el tratamiento adecuado, que puede ayudar en identificar los desencadenantes que provocan cambios en la personalidad o identidad. Junto con los apoyos para el empleo y vida independiente, las personas con TID pueden vivir de forma independiente y participar plenamente en la comunidad de su elección.

Comuníquese con los especialistas en información de NARIC para obtener más información sobre TID, incluyendo los recursos relacionados con TID.

About mpgarcia

I'm the Bilingual Information/Media Specialist at NARIC.
This entry was posted in Answer Queue and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.