Destacando los RERC: Las Cámaras Portátiles Pueden Ayudar a las Personas Ciegas a Navegar la Configuración Social, Pero No Siempre Son Bienvenidas por los Espectadores

Los Centros de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación (RERC, por sus siglas en inglés) financiados por NIDILRR llevan a cabo una amplia gama de investigaciones y desarrollo sobre las soluciones de tecnología alta y baja para ayudar a las personas con discapacidades a vivir, aprender, y trabajar de manera independiente.  Estaremos un rato en “RERC Row” para la Conferencia Virtual RESNA de 2021 y esta semana destacaremos parte del trabajo de esta comunidad. Este artículo describe un proyecto colaborativo que trabaja en cámaras portátiles para ayudar a las personas ciegas a interactuar de forma segura con su entorno y las personas en ese entorno.

Las cámaras portátiles pueden ser útiles para las personas ciegas para recopilar información visual de su entorno. Recientemente, se han desarrollado una variedad de sistemas portátiles que pueden brindar información a las personas ciegas sobre las personas cercanas, como qué tan cerca está otra persona de pie o caminando, si la persona está mirando hacia el usuario o lejos de él, y características visuales como el sexo, la edad, y las expresiones faciales de la persona. Algunos de estos sistemas también pueden reconocer las caras de personas familiares programadas por el usuario. Estas cámaras portátiles pueden proveer información útil a los usuarios ciegos para ayudarles en las interacciones sociales. Sin embargo, debido a que siempre están prendidas y pueden no ser visibles a espectadores, su uso puede plantear problemas de privacidad para los espectadores que pueden ser filmados sin su consentimiento o conocimiento.

En un reciente estudio de 2020 financiado por NIDILRR y también apoyado por la Corporación Shimizu, los investigadores en el Centro de Investigación de la Ingeniería de Rehabilitación sobre la Tecnología Informática y de Comunicaciones Inclusiva (en inglés) en la Universidad de Maryland, College Park, Universidad de Carnegie Mellon, Universidad de Nueva York, e “IBM Research” examinaron las actitudes hacia el uso de cámaras portátiles por peatones ciegos. Los investigadores realizaron una encuesta en línea de personas videntes sobre sus actitudes hacia el uso de cámaras portátiles por peatones ciegos. Específicamente, los investigadores querían averiguar cómo se sentían las personas videntes sobre la tecnología y sobre tener su información visual grabada y transmitida a un peatón ciego por una cámara portátil. Los investigadores también querían saber qué tan cómodos se sentían los peatones ciegos con el uso de una cámara para interactuar con personas videntes, y qué información sería más útil para dicha interacción.

El estudio se llevó a cabo en dos partes: una encuesta en línea y un experimento en vivo. Para la encuesta en línea, 206 participantes videntes respondieron a preguntas sobre sus actitudes hacia el uso de cámaras portátiles por personas ciegas para obtener información visual de sus entornos. Los participantes respondieron a preguntas dos veces, una vez después de ver un vídeo de una persona ciega usando el dispositivo (perspectiva de espectador), y una segunda vez después de un vídeo que les mostraba qué información proporcionaba el dispositivo al usuario ciego. La mitad de los participantes vieron vídeos de alguien usando una cámara portátil visible (un GoPro unido a la cabeza), mientras que la otra mitad vieron vídeos de alguien usando una cámara discreta (gafas inteligentes). Usando una escala de siete puntos, los participantes indicaron hasta qué punto se sentían “bien” o incómodos con el uso de cámaras portátiles con fines de asistencia o para cualquier propósito, al ser grabadas por una cámara portátil y al guardar sus imágenes para uso futuro. Los participantes también indicaron hasta qué punto se sintieron incomodos con tener las características visuales básicas (género, edad) o características más complejas (etnicidad, color de pelo, expresiones faciales) detectadas por una cámara portátil.

Para el experimento en persona, un total de 10 personas ciegas interactuaron con 40 transeúntes. Antes del experimento, los participantes ciegos respondieron a preguntas sobre su experiencia y comodidad con la tecnología en general, tecnología portátil, e interacciones sociales. Para el experimento, los participantes ciegos usaron un prototipo de cámara portátil llamado “GLAccess” para localizar y recopilar información sobre los peatones alrededor de ellos. GLAccess consistió en un par de gafas inteligentes con una aplicación que recopilaba y procesaba las imágenes, y un auricular Bluetooth para enviar información audible al usuario. GLAccess podía detectar la distancia, posición, posición de la cabeza, edad aproximada, y género de peatones cercanos, y también podía emparejar a los peatones con las imágenes de personas preprogramadas en el sistema. Durante el estudio, cada participante ciego caminó por un pasillo mientras que usaba el sistema. Cuatro participantes videntes, dos conocidos y dos no conocidos por el usuario, fueron instruidos a pasar por el usuario ciego quien utilizó información del sistema para localizar los participantes videntes y preguntarles que leyeran el número de cuarto de una oficina cercana. Se les dijo a los participantes videntes que el participante ciego estaría usando una cámara portátil, pero no se les dijo que información la cámara proporcionaría al usuario.

Después de esta actividad de caminar, los participantes respondieron a las mismas preguntas sobre su comodidad y uso de tecnología portátil y sobre la utilidad y usabilidad del sistema GLAccess. Analizaron seis características visuales que se podían detectar por la cámara portátil: la edad, género, posición, distancia, posición de la cabeza, e identidad de la persona, y las calificaron por importancia. También respondieron a preguntas abiertas sobre el sistema: lo que les gustó y no gustó, lo que fue fácil o desafiante del sistema, y qué información sería más útil de oír. Los participantes videntes respondieron a preguntas sobre sus actitudes sobre los sistemas de cámara portátiles para el uso de asistencia por los usuarios ciegos. Después, vieron el vídeo recopilado por el sistema portátil para la encuesta en línea, revelando que información las cámaras proporcionaron a los usuarios, y respondieron a las preguntas sobre la actitud por una segunda vez. Finalmente, los participantes videntes indicaron cuales de sus características no quisieran que fueran detectadas por una cámara portátil, como la edad, expresión facial, o entidad.

En ambos estudios, los investigadores encontraron que los participantes videntes generalmente tenían una opinión positiva de los sistemas de cámara portátil usados por personas ciegas para objetivos de asistencia. Estaban generalmente bien con sus características visuales siendo capturadas por una cámara portátil. Sin embargo, en el estudio de encuesta en línea, los participantes expresaron menos comodidad con la idea de ser observados por alguien usando gafas inteligentes que con la idea de ser observados por alguien usando un sistema de cámara más visible. Además, en ambos estudios, los niveles de comodidad de los participantes disminuyeron después de que vieron el vídeo de la perspectiva del usuario y aprendieron cuales características visuales estaban siendo capturadas por las cámaras. Por ejemplo, un participante escribió en el inicio del estudio en persona, “Pueden usar lo que quieran” sobre las cámaras portátiles. Después de ver el vídeo de la perspectiva del usuario, la actitud del participante se convirtió menos positiva, y escribieron que “siento que estarían invadiendo mi privacidad”. En particular, los participantes videntes estaban generalmente bien con ser reconocidos por los usuarios de cámaras portátiles que ellos conocían, pero se sentían menos cómodos con ser reconocidos por un extranjero usando una cámara portátil.

Cuando se les preguntó sobre las características visuales específicas que eran más útiles, los participantes ciegos describieron la posición corporal del peatón y distancia del usuario, y la posición de la cabeza como una indicación de donde pueden estar mirando como las características más importantes para aprender. Por ejemplo, un usuario ciego describió cómo conocer si un peatón está mirando al usuario o mirando a su teléfono podría ayudar al usuario ciego en obtener la atención del peatón. Los participantes ciegos también informaron sobre la edad, género de los peatones como menos importantes. Aunque los participantes videntes estaban generalmente más cómodos con tener la cámara portátil detectando la posición de su cabeza o la distancia que con tener su edad o género detectados, alrededor de un tercio de los participantes videntes informaron que no quisieran que la cámara portátil transmitiera la posición de su cabeza al usuario.

Los autores notaron que a veces pueden surgir conflictos de interés entre los usuarios de cámaras portátiles y otras personas en el entorno que pueden ser fotografiadas por estas cámaras. Por ejemplo, los participantes en el primer estudio informaron sentirse menos cómodos con ser fotografiados por una cámara discreta que por una cámara visible. Sin embargo, las personas ciegas pueden preferir usar gafas inteligentes menos visibles porque son más discretas que un sistema de cámara más visible. Además, aunque los usuarios ciegos pueden beneficiarse en recibir información sobre la posición de la cabeza o expresión facial de otra persona para determinar si están disponibles para la interacción social, algunas personas pueden sentirse incomodas al ser vistas por una cámara portátil o al transmitir sus características visuales a un usuario sin su consentimiento. Los desarrolladores de tecnología de asistencia pueden desear considerar cuidadosamente las perspectivas únicas de ambos los usuarios potenciales y los espectadores potencialmente impactados cuando diseñan nuevos dispositivos de asistencia para dar información visual a los usuarios ciegos.

Para Obtener Más Información

Para ver los vídeos del experimento, visite https://iamlabumd.github.io/chi2020_lee/ (en inglés).

NavCog y CaBot son otros ejemplos de tecnología de movilidad en desarrollo para ayudar a las personas ciegas a navegar los espacios interiores. NavCog utiliza la tecnología de teléfono inteligente y mapas disponibles de espacios interiores como los museos o aeropuertos para proporcionar instrucciones paso a paso en audio. CaBot es una maleta con inteligencia artificial a bordo que puede guiar al usuario a través de espacios abiertos hacia un destino, como una puerta del aeropuerto. Obtenga más información sobre estas tecnologías (en inglés).

Para Obtener Más Información Sobre Este Estudio

Este estudio es parte del “Inclusive ICT RERC” y es una colaboración entre el Laboratorio de Máquinas de Asistencia Inteligentes (en inglés) del Centro Trace de Investigación y Desarrollo (en inglés) en la Universidad de Maryland, College Park y el Laboratorio de Asistencia Cognitiva (en inglés) en la Universidad Carnegie Mellon.

Lee, K., Sato, D., Asakawa, S., Kacorri, H., y Asakawa, C. (2020). La detección de peatones con cámaras portátiles para los ciegos: Una perspectiva de dos vías (en inglés). Este artículo está disponible en inglés de la colección de y en texto completo del editor. Este artículo solo está disponible en inglés.

About mpgarcia

I'm the Bilingual Information/Media Specialist at NARIC.
This entry was posted in Proyecto and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.